• Actividades y estrategias de interacción


Las actividades de interacción requieren del usuario de la lengua el uso constante de las estrategias de comprensión y expresión, así como de otras específicas de la interacción oral y escrita. Antes de analizar las estrategias de interacción, es importante considerar
  • En qué tipo de comunicación interactiva tendrá que aprender a participar el alumno, cómo se le capacitará para ello o qué se le exigirá al respecto.
  • Qué papeles tendrá que desempeñar el alumno en la interacción, cómo se le capacitará para ello o qué se le exigirá al respecto.

Actividades de interacción oral


Estos son algunos ejemplos de actividades de interacción:
  • transacciones;
  • conversación casual;
  • discusión informal;
  • discusión formal;
  • debate;
  • entrevista;
  • negociación;
  • planificación conjunta;
  • cooperación práctica centrada en los objetivos;
  • etc.

Se ofrecen escalas ilustrativas para:

Actividades de interacción escrita


La interacción a través de la lengua escrita incluye actividades como las siguientes:
  • pasar e intercambiar notas, memorandos, etc. cuando la interacción hablada resulta imposible e inapropiada;
  • correspondencia por carta, fax, correo electrónico, etc.;
  • negociar el texto de acuerdos, contratos, comunicados, etc. volviendo a formular e intercambiando borradores, modificaciones, correcciones de pruebas, etc.;
  • participación en conferencias por ordenador, conectados o no a Internet.

Con la creciente sofisticación de los programas informáticos, la comunicación interactiva hombre-máquina está desempeñando un papel cada vez más importante en los ámbitos público, profesional, educativo e incluso personal.

Se ofrecen escalas ilustrativas para:

Estrategias de interacción oral y escrita

Actividad

Estrategias

Planificación
  • Encuadre (selección del «praxeograma»)
  • Identificación de vacío de información y de opinión (condiciones de idoneidad)
  • Valoración de lo que se puede dar por supuesto
  • Planificación de los intercambios
Ejecución
Evaluación
  • Control de los esquemas y del «praxeograma»
  • Control del efecto y del éxito
Corrección

La planificación de la interacción oral supone la puesta en funcionamiento de esquemas mentales o un «praxeograma» (diagrama que representa la estructura de la interacción comunicativa) de los intercambios posibles y probables de la actividad que se va a llevar a cabo (Encuadre) y la consideración de la distancia comunicativa que hay entre los interlocutores (Identificación de vacío de información y de opinión; Valoración de lo que puede darse por supuesto) con el fin de decidirse por opciones y preparar el posible desarrollo de tales intercambios (Planificación de los intercambios). Durante la actividad misma, los usuarios de la lengua adoptan estrategias de turnos de palabras para llevar la iniciativa en el discurso (Tomar la palabra), para consolidar la colaboración en la tarea y mantener vivo el debate (Cooperación interpersonal), para contribuir a la comprensión mutua y a mantener un enfoque preciso de la tarea en curso (Cooperación de pensamiento) y para que ellos mismos puedan pedir ayuda a la hora de formular algo (Petición de ayuda). Al igual que en el caso de la planificación, la evaluación tiene lugar en el nivel comunicativo y considera el ajuste entre los esquemas mentales que se pensaba aplicar y lo que sucede realmente (Control de los esquemas y del «praxeograma») y el grado en que las cosas funcionan como uno quiere (Control del efecto y del éxito); los malentendidos o la ambigüedad inaceptables provocan peticiones de aclaración que pueden estar en un nivel lingüístico o comunicativo (Petición u ofrecimiento de aclaración) así como la intervención activa para restablecer la comunicación y aclarar los malentendidos cuando sea necesario (Reparación de la comunicación).